La mujer del César y la gestión del reconocimiento reputacional

8-4-2021 | COORPORATE EXCELLENCE

El filósofo griego Plutarco, al que se le concedió la ciudadanía romana, fue quien recogió en sus «Vidas paralelas» la célebre frase pronunciada por el mismísimo Julio César de que «la mujer del César no solo debe serlo, sino parecerlo». El origen de la expresión en sí parte, según Plutarco, de que el patricio Publio Clodio, enamorado de Pompeya –la mujer del emperador–, aprovechó  una celebración en casa de la pareja para colarse disfrazado como músico con el propósito de poder ver y estar cerca de su amada. No se especifica si el enamorado consiguió al menos verla pero sí consta que fue descubierto, hecho preso y condenado por engaño.

Más información