Los consumidores, implacables con las empresas sin valores

18-2-2018 | Cinco Días

La cadena de supermercados Lidl anunció ayer que ya no vende huevos procedentes de gallinas enjauladas en sus establecimientos. Según explicó la empresa, estas tendrán asegurada su libertad de movimientos en el corral, una medida originada por “la creciente preocupación que viene mostrando el consumidor español en torno a las condiciones de cría de las gallinas”. Hace unos días, era la automovilística Volvo la que anunciaba que, desde 2019, todos sus coches nuevos serán eléctricos o híbridos, dando un paso hacia adelante en la eliminación de los motores de combustión y por un transporte más sostenible.

Son algunos ejemplos de algunas empresas que empiezan a ser permeables al entorno que les rodea, y a las preocupaciones de sus potenciales clientes. Algo que deberá ser obligatorio para todas.

Más información